Visita con imágenes de las aulas de Educación Infantil.

 

 

La Educación Infantil es una etapa básica con características propias e identitarias. Durante estos años, el niño inicia en la escuela un importante proceso de aprendizaje que comienza desde su nacimiento. Confiando plenamente en él, el educador o educadora le acompañará en este recorrido.

Es imprescindible compaginar el espacio escolar con el resto de ámbitos cercanos al niño o niña. La relación entre familia y escuela debe ser paritaria y optimista. Esta es una condición indispensable para la educación del niño, para garantizar su bienestar y contribuir a su desarrollo integral.

Cada niño es único e irrepetible, con características personales particulares, entornos sociales, culturales y físicos concretos y vivencias propias. Entendiendo todo esto, creemos que cada niño y niña va a realizar su propio proceso de aprendizaje de forma activa. Los niños y niñas, a lo largo de este recorrido, con creatividad y protagonismo, con el espacio, material, tiempo y "acompañamiento" ofrecido por personas adultas con esta concepción pedagógica, moviéndose con autonomía, observando, explorando, investigando, analizando y experimentando, es decir jugando, desarrollando competencias para la vida escolar y social en general.